Categorías
Blog

Lo que debes entender para empeñar

En ciertos momentos de tu vida, te puedes ver en la situación de tener gastos inesperados, emergencias médicas, eventos especiales que quieres celebrar, entre otros; pero no siempre puedes conseguir un préstamo inmediato que te permita cubrir con todos tus imprevistos.

Para estas situaciones existen diferentes opciones como por ejemplo empeñar o poner en garantía algún artículo. Empeñar es una práctica muy habitual en México que ha sacado de apuro a muchas personas que se encontraban en estas situaciones.

El empeño o también conocido como préstamo prendario es una forma de obtener un préstamo rápido y fácil, donde quien recibe el dinero, es decir el prestatario, deja como garantía un bien, el cual se recupera una vez liquidado el préstamo.

¿Qué artículos puedo dejar como garantía?

Antes de buscar entre tus bienes, debes tener en cuenta principalmente tres factores para dejar tu prenda en garantía:

  1. Debe ser vendible
  2. Debe ser de tu propiedad
  3. El artículo debe estar en buen estado

Los dos primeros factores deben cumplirse de manera obligatoria mientras que el estado de tu artículo afecta la valuación que hará el prestamista a tu bien, es decir influye en la cantidad de dinero que te pueden otorgar.

Los bienes más comunes para empeñar son: 

  1. Celulares
  2. Computadoras
  3. Joyas
  4. Autos 
  5. Bicicletas 
  6. Cámaras fotográficas
  7. Consolas de vídeo juegos
  8. Electrodomésticos
  9. Maquinaria pesada

Cada prestamista o casa de empeño decide qué artículos acepta recibir en garantía, lo cual puede ampliar o limitar la lista anterior.

¿Cuánto me pueden prestar? 

La cantidad depende principalmente del valor del objeto que vas a poner como garantía. El prestamista evalúa el valor del bien sobre el valor de la tasación actual, su estado y la posibilidad de vender el artículo en caso de no liquidarse el préstamo. 

Considerando todos estos factores, el prestamista define el monto final del préstamo. El plazo lo decides tú, aunque los prestamistas tienen plazos máximos establecidos para otorgar un préstamo.

Algunos prestamistas sólo dan plazos de 30 días como máximo, mientras otros, te dan opciones de hasta 180 días o más; puedes consultarlo antes de aplicar al préstamo.Cada prestamista o casa de empeño decide qué artículos acepta recibir en garantía, lo cual puede ampliar o limitar la lista anterior.

¿Cómo puedo solicitar un préstamo prendario o empeñar?

La forma tradicional de empeñar un bien consiste en ir personalmente a las denominadas casas de empeño para realizar la evaluación del artículo, determinar el valor del préstamo, así como también para determinar las diferentes condiciones del crédito.

Una vez aceptas todas las condiciones del préstamo, debes dejar en físico el artículo, el cual será custodiado por el prestamista hasta finalizar el préstamo. Así mismo, mencionar que el dejar tu artículo en físico también conlleva a un coste de almacenaje.Recuerda, que antes de aceptar cualquier préstamo debes siempre tener en cuenta el CAT. El costo anual total o CAT es un indicador que te permite comparar entre los diferentes prestamistas el coste total de un préstamo, es decir, cuánto te cobran en total sumando los intereses más costes adicionales como puede ser comisiones.

¿Qué pasa si no pagas el préstamo?

Si no puedes cumplir con el pago del préstamo, el prestatario pondrá en venta la garantía. Aunque, si la casa de empeño o el prestamista vende el bien por un precio mayor a tu saldo del préstamo incluyendo los intereses, puedes cobrar la diferencia, a esto se llama derecho de demasía.

Es importante recordarte que cuando aceptas dar tu artículo en garantía, cedes la propiedad de tu bien hasta que liquides tu préstamo.

¿Cómo puedo desempeñar una vez que he liquidado mi préstamo?

Una vez hayas liquidado tu préstamo, incluyendo costes adicionales, IVA e intereses puedes acudir a la casa de empeño para que te devuelvan el bien que tenían custodiado para este préstamo.

¿Existen alternativas a empeñar?

Es claro que empeñar también conlleva muchas desventajas, ya que el entregar tu bien por un determinado tiempo no es una situación que a muchos agrada.

Otra alternativa a las casas de empeño, son los préstamos prendarios online, con este tipo de financiamiento puedes obtener muchas ventajas, como las que te nombramos a continuación:

  1. Al ser un préstamo prendario, las tasas de intereses suelen ser más bajas comparado con los préstamos online sin garantías.
  2. Puedes aplicar al préstamo las 24 horas del día, los 7 días de la semana, utilizando únicamente tu celular.
  3. Al ser una solicitud 100% online, no necesitas salir de tu casa para aplicar al préstamo, reduciendo las posibilidades de cualquier robo además de ahorrar mucho tiempo.
  4. Si cumples con tus pagos a tiempo te ayuda a crear un historial crediticio, lo cual te da la posibilidad de acceder a mejores condiciones en los préstamos o que puedas aplicar los montos de tus préstamos con la misma garantía.
  5. Puedes obtener mayor transparencia. En casas de empeño tradicionales el monto del préstamo que te puede ofrecer una casa de empeño con respecto a la otra puede variar incluso hasta un 200%, ya que los métodos que utilizan para determinar el valor del monto del préstamo no siempre van únicamente en función al valor del bien.

El préstamo es abonado directamente a tu cuenta bancaria, lo que disminuye el peligro de cualquier robo al salir de la tienda física.

Resumiendo, un préstamo prendario online puede ser una buena opción si buscas liquidez, como los préstamos en línea de Finnu, que además de contar con todos los beneficios mencionados anteriormente, no pone en riesgo tus pertenencias ya que, la custodia, la haces tú.

Haz clic aquí para saber cómo funciona Finnu

Finnu te recuerda que este artículo es informativo y contiene únicamente sugerencias.